domingo, 13 de agosto de 2017

23 de Julio 2017. VIAJE A MOZAMBIQUE

Después de un sábado disfrutando del reencuentro con nuestros amigos en Romancos, el domingo madrugamos para coger el vuelo en Barajas a las 9:55 h. Esta vez volamos con TAP Portugal, vuelo Madrid- Lisboa, a primera hora de la mañana, y Lisboa Maputo a última hora de la tarde. Esto nos permite disfrutar de un agradable paseo por la luminosa Lisboa y una fantástica comida en el primer restaurante de tapas recomendado en Tripadvisor: Estamina. Este diminuto restaurante está en la zona alta de una de las colinas de la ciudad, al lado del Castello de San Jorge. Es un sitio alucinante, un espacio de no más de 10 metros cuadrados recoge dos mesas pequeñitas y un mostrador con un horno, un microondas y dos batidoras, donde una encantadora pareja prepara la comida que sirve con mucho cariño y mucho arte. Tenemos la suerte de llegar las primeras a las dos en punto, que es cuando abren, y gracias a eso encontramos mesa, porque la otra la tienen reservada! La carta es reducida y no tiene platos especialmente elaborados, pero se nota que están hechos con amor…  arte culinario a nuestro parecer, bien entendido. Comemos muy a gusto, disfrutando del placer de la comida y conversando con los dueños que son agradables con los que estamos, con la multitud que se acerca a preguntar si hay mesa y entre ellos… sonrisa perpetua y actitud positiva, así da gusto! Recomendable Estamina: por un precio aceptable (15€/persona) se come muy bien, en un ambiente agradable y acogedor. Evidentemente, con dos mesas al día no se van a hacer ricos, así que son lo pueden hacer por puro placer y eso se nota.






De ahí nos vamos ya de vuelta al aeropuerto. Nos sorprende un mail de LAM, la compañía aérea mozambiqueña, que nos dice que el vuelo que teníamos programado a Pemba mañana a las 4 de la tarde se adelanta, nada más y nada menos, que a las 10.30 de la mañana….  La verdad que nos va estupendo, ya que no sabíamos muy bien qué íbamos a hacer en Maputo desde las 6.30 que llegábamos, pero por eso no deja de sorprendernos que unas horas antes de volar nos avisen de semejante cambio!!
En el vuelo de 10 horas tenemos de compañera de asiento a Miren, una vasca que se ha echado un novio mozambiqueño y viaja por estas tierras tan a menudo como puede. Nos viene de perlas porque nos da un montón de información de utilidad!! Este viaje es para llevar a cabo todo el papeleo necesario para traérselo a España a vivir, así que desde aquí le deseamos mucha suerte!!

Curiosamente tenemos el mismo vuelo cogido de vuelta, así que nos enteraremos de como le ha ido todo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario