lunes, 14 de agosto de 2017

Burocracia africana en España!!

 .....no pensé que me iba a encontrar la burocracia africana en Europa, pero también existe y no cambia nada!! Para hacer el visado de entrada a Mozambique envié toda la documentación a la embajada mozambiqueña en Madrid por mensajería, tal y como ellos piden en la web. Nada de mails, todo impreso y por mensajería certificada. Avisan en la web de que si no está toda la documentación, todo será devuelto, así que tuve buena cuenta de que no faltara nada!Pues bien, a la semana me llaman de MRW que le han devuelto toda la documentación desde la embajada porque falta el billete de avión de una de nosotras.... envié una copia del billete electrónico donde están los nombres y detalles de los vuelos de las dos.... Pues bien, es necesario enviar una copia para cada una y es más, ni lo pueden fotocopiar ellos ni se les puede hacer llegar vía mail!! Decidí llamar por teléfono a la embajada y sacar a relucir todo mi encanto y amabilidad, pero no sirvió de nada.... MRW tiene que venir hasta Zaragoza de nuevo para coger una fotocopia del billete electrónico y hacersela llegar a la embajada de Mozambique en Madrid.... 20 euros más y una semana de retraso.... genial! Menos mal que me dio la risa.... no me podía creer encontrarme la farragosa burocracia africana en pleno Madrid, pero sí, aquí están ellos con sus costumbres exportadas....El pasaporte ha de llegar un día antes de la partida, porque lo segundo es que dicen que tardarán 10 días y ni uno menos.... esperemos que tampoco ni uno más!! 

domingo, 13 de agosto de 2017

23 de Julio 2017. VIAJE A MOZAMBIQUE

Después de un sábado disfrutando del reencuentro con nuestros amigos en Romancos, el domingo madrugamos para coger el vuelo en Barajas a las 9:55 h. Esta vez volamos con TAP Portugal, vuelo Madrid- Lisboa, a primera hora de la mañana, y Lisboa Maputo a última hora de la tarde. Esto nos permite disfrutar de un agradable paseo por la luminosa Lisboa y una fantástica comida en el primer restaurante de tapas recomendado en Tripadvisor: Estamina. Este diminuto restaurante está en la zona alta de una de las colinas de la ciudad, al lado del Castello de San Jorge. Es un sitio alucinante, un espacio de no más de 10 metros cuadrados recoge dos mesas pequeñitas y un mostrador con un horno, un microondas y dos batidoras, donde una encantadora pareja prepara la comida que sirve con mucho cariño y mucho arte. Tenemos la suerte de llegar las primeras a las dos en punto, que es cuando abren, y gracias a eso encontramos mesa, porque la otra la tienen reservada! La carta es reducida y no tiene platos especialmente elaborados, pero se nota que están hechos con amor…  arte culinario a nuestro parecer, bien entendido. Comemos muy a gusto, disfrutando del placer de la comida y conversando con los dueños que son agradables con los que estamos, con la multitud que se acerca a preguntar si hay mesa y entre ellos… sonrisa perpetua y actitud positiva, así da gusto! Recomendable Estamina: por un precio aceptable (15€/persona) se come muy bien, en un ambiente agradable y acogedor. Evidentemente, con dos mesas al día no se van a hacer ricos, así que son lo pueden hacer por puro placer y eso se nota.






De ahí nos vamos ya de vuelta al aeropuerto. Nos sorprende un mail de LAM, la compañía aérea mozambiqueña, que nos dice que el vuelo que teníamos programado a Pemba mañana a las 4 de la tarde se adelanta, nada más y nada menos, que a las 10.30 de la mañana….  La verdad que nos va estupendo, ya que no sabíamos muy bien qué íbamos a hacer en Maputo desde las 6.30 que llegábamos, pero por eso no deja de sorprendernos que unas horas antes de volar nos avisen de semejante cambio!!
En el vuelo de 10 horas tenemos de compañera de asiento a Miren, una vasca que se ha echado un novio mozambiqueño y viaja por estas tierras tan a menudo como puede. Nos viene de perlas porque nos da un montón de información de utilidad!! Este viaje es para llevar a cabo todo el papeleo necesario para traérselo a España a vivir, así que desde aquí le deseamos mucha suerte!!

Curiosamente tenemos el mismo vuelo cogido de vuelta, así que nos enteraremos de como le ha ido todo.  

sábado, 12 de agosto de 2017

24 de Julio de 2017. LLEGADA A MOZAMBIQUE


Ya nos habían dicho que los “Mozambicanos”, como se llaman ellos, son zalameros y cariñosos, pero nada pesados. Y de momento eso percibimos, la gente en el aeropuerto se acerca para ofrecerte sus servicios, pero les dices que no y se alejan tranquilamente.
Cambiamos todo el dinero que traemos porque Miren nos ha dicho que no encontraremos cambio mejor que el del aeropuerto y ponemos una tarjeta de teléfono local VODACOM en nuestro teléfono para poder estar comunicadas con datos y poder hacer llamadas locales. Nos parece muy barato: tarjeta 70 Mz y cargamos 100 Mz de llamadas y 100 Mz de datos (100 Mz son 1,4 euros). Eso sí, comenzamos a bregar con el ritmo africano…. Estamos 45 minutos tratando de solucionar el tema del teléfono…. Las cosas despacio están mejor hechas!
Embarque y vuelo a Pemba en horario previsto. Llegaremos a la una, así que hoy nos dará tiempo a descansar y pasear un rato.




En el aeropuerto no nos espera Alex… no ha leído el mail con el cambio de horario a tiempo, así que cogemos un taxi hasta el Lodge por 800 Mz (él nos pedía 1000 mz). El Lodge Nzuwa está a unos 10 minutos en coche de la ciudad, 20 del aeropuerto, en una playa paradisíaca rodeada de mato (monte arbustivo) y población local de pescadores. El lugar es muy bonito con cabañas individuales y una casa de dos pisos donde hay habitaciones con baño y agua caliente. Como tienen poca gente, nos enseñan varias habitaciones y elegimos la casita porque al tener doble altura le llega mucho más la agradable brisa de la playa. El que nos atiende y nos enseña todo es Victor, un encantador Mozambiqueño que hará de cicerone durante toda nuestra estancia en Pemba, un encanto de hombre!
Por la tarde, tras tomar varias cervecitas en el acogedor bar, paseamos por lo que queda de playa, ya que es marea alta y las mareas son impresionantes por estos lares! 





El mar retrocede varios km cuando hay marea baja y sube hasta la misma puerta del Lodge en marea alta.
La cena es a base de pescado con ensalada y verdura hervida que está buenísimo. Lo malo de alojarte en un Lodge alejado de la población es que tienes que morir al palo de sus comidas, pero en este Lodge por suerte son buenas y a un precio asequible.
Estamos muertas, así que nos vamos a dormir a las 7.30 h!!

  

viernes, 11 de agosto de 2017

25 de Julio de 2017. PEMBA

Amanecemos a las 8, después de más de 12 horas de dulce sueño!! Llevábamos dos días sin dormir y el cuerpo no perdona. Copioso desayuno incluido en el precio a base de zumos naturales, tortilla, tostadas y muffin de plátano deliciosa y nos vamos a andar en la desconcertante playa…. Hoy el agua está a kilómetros de la orilla y toda la playa está llena de diferentes versiones de pescadores y pescadoras…. 




Unos cogen almejas entre las rocas y restos de agua que ha dejado el mar, otros metido hasta la cintura en el agua, lanzan la red para pescar peces y por último están los clásicos pescadores en dhow, yendo un poco más adentro y lanzando las redes al mar. Hay una actividad frenética que nos tiene locas fotografiando y disfrutando de tan estupenda escenografía. 





El mar es de azul turquesa y el paisaje se torna variado según a donde mires... se nos pasan las horas volando disfrutando de tan relajante espectáculo.



A la una hemos encargado unas Samosas en el bar porque a las dos hemos quedado con Victor para ir a dar una vuelta por el mato y ver un poco del interior de la región. Las Samosas absolutamente deliciosas, y acompañadas de una cerveza 2M, mucho mejores!!
Cámara en mano nos vamos de paseo con Victor (12$/persona) que nos da un paseito de 4 horas por los alrededores del Lodge, que merece mucho la pena. El paisaje no es espectacular, pero la conversación y la información de la vida local bien merecen este paseo. Victor es un chico de 31 que procede de Vilankulo, ha vivido en Sudafrica varios años y ahora está en esta zona norte del país simplemente por adquirir más experiencia. Es un chico listo con una visión interesante de la vida y un gran conocimiento de su país. Nos da muchísima información, el pobre no sabía la que le caía encima yendo con esta pareja de preguntonas!!



Vemos “cajueiros” por doquier… El cajueiro es el árbol que produce el anacardo (castañas para ellos), del cual Mozambique es el primer exportador, pero además produce Cajú, que es una fruta que crece junta al anacardo. Es un árbol que da dos frutas y encima dos veces al año, invierno y verano!! Increíble.


Lo que predomina en la zona son las plantaciones de Mandioca, otra interesante planta que crece casi en cualquier sitio, con muy poca agua y que produce la raíz por un lado (mandioca), la cual se puede comer fresca o dejarla secar y hacer harina para cocinar, y por otro lado se comen las hojas con las que se hace la MATAPA, que es una comida típica de Mozambique mezclada con cacahuete y coco…. Tendremos que probarla! Esta planta salvó a mucha gente durante la guerra civil que tuvieron durante la década de los setenta, ya que crece en casi cualquier sitio y en condiciones de intensa sequía. La gente en esa época no tenía de nada y se alimentaban casi exclusivamente de la mandioca, pero, según Víctor, también mató a mucha gente, ya que contiene unas propiedades tóxicas que si se ingiere en exceso puede llegar a matar.

Planta de mandioca preparada para transplantar. Simplemente se corta y planta en otro sitio.

Mandioca secando para hacer harina.


 Raíz de mandioca.

Cajueiro

Recientemente tuvieron otro conflicto bélico con el lider local de Renamo que quería dividir el país en dos mitades, el norte, que es donde se encuentran los principales recursos y el sur, que es más pobre, aunque con gran potencial turístico. En el área de Teté, en el norte, tienen explotaciones de gas y petróleo. Al no llegar a un acuerdo, comenzó una guerra de guerrillas que ha durado algunos años y por eso se hablaba de que la zona centro del país era peligrosa, pero ya dos personas nos han dicho que ahora ya no hay problemas y se puede bajar en autobús (machibombo) o chapa hacia Maputo, así que eso haremos.
Nos habla que el país hace pocos años (él tiene 31 y lo recuerda de niño) era mucho más rico, estaba lleno de vida salvaje y la agricultura y la pesca eran mucho más fértiles. Ahora no quedan animales salvajes, la pesca ha sido esquilmada por los chinos y llevan unos años de intensa sequía que no les permite tener una buena producción agrícola. A los chinos el gobierno les cedió la producción agrícola y pesquera de todo el país durante 42 años a cambio de que hicieran las carreteras…..  increíble!
Paseamos por zonas agrícolas donde predomina el cajueiro, la mandioca y las mangueras (mangos) y por zonas de mato puro donde abundan las acacias…. Esperas ver a una gacela y una jirafa a la vuelta de una colina… típico paisaje de sabana africana, pero sin animales… que pena. Víctor dice que no sabe si la fauna salvaje fue esquilmada por la caza indiscriminada o por la sequía, el caso es que no queda nada.
Pasamos por una granja de vacas, ovejas y cabras, grande y bien organizada. Las tienen ahora en el corral, pero las sacan a pastar y tiene mijo almacenado para  suplementarles. Las vacas no están mal de carne, pero las ovejas (mayoría de raza Dorper) y las cabras están gordas!! Tienen manga de manejo para vacas y las instalaciones muy bien cuidadas y preparadas.






De ahí, tras pasar por un lago, bajamos de nuevo hacia la playa, pero a 45 minutos andando de nuestro Lodge….. la playa está de nuevo desaparecida, así que nos toca andar por las dunas de arena arriba y abajo… a estas alturas estamos ya bastante cansadas, así que este último tramo se hace durillo, pero el paseo en conjunto ha merecido mucho la pena.


Tras gozosa ducha nos esperan unas enooooormes hamburguesas que hemos encargado y que comemos con deleite. Luego Víctor nos ayuda a marcar una posible ruta para visitar los mejores lugares de su país, nos habla de agradables alojamientos y de bonitos restaurantes locales, así que tomaremos muy en consideración sus palabras!!
Escribimos, organizamos fotos y a dormir, que mañana partimos al paraíso de las Quirimbas!!


jueves, 10 de agosto de 2017

26 de Julio de 2017. TRASLADO A LA ISLA DE IBO

Hoy yo he amanecido a las 6.30, poco a poco nos haremos con el horario local, ya que hay que acostarse pronto y madrugar porque amanece a las 5.30h y anochece sobre las 6.00h. Desayunamos opíparamente en el Lodge y nos avisan que han llamado de Cinco Portas, que en lugar de recogernos a las 11.00, vendrán a las 12.30h, así que decidimos aprovechar para dar un paseo por la playa que vuelve a ser inmensa!!
En el paseo se nos van adhiriendo niñas que no sabemos de donde aparecen en medio de una playa desierta, pero que vienen a nuestro encuentro como moscas a la miel…. Parecen mal acostumbradas a obtener algún regalo o dinero de los blancos, cosa que no nos gusta nada y subsanamos como podemos. Nos acompañan en nuestro paseo y nos comunicamos con ellas en un portuñol mediocre, pero que al menos nos permite entendernos. De las seis que nos acompañan, solo una habla portugués, lo que significa que solo una va a la escuela. Tienen entre 12-15 años. Ayer Víctor nos dijo que únicamente un 20% de la población en esta zona está escolarizada. La espabilada Margret nos habla sin parar de la escuela, de su vida, del dinero que necesita para libros, para ir a la escuela, para charnelas (zapatillas), para comer y echar barriga….. en fin… vueltas y vueltas a lo mismo, pero es una niña simpática y nos reímos con ella. Las otras chicas solo hablan Macúa, que es el lenguaje local y que nos intentan enseñar sin mucho éxito… buf! Que complicado!! Cómo se ríen de nosotras al intentar repetir sus palabras!!
Al fin conseguimos despedirnos de ellas y volver rápidamente al Lodge porque SE SUPONE que los de Cinco Portas vienen a las 12.30 a buscarnos, pero aquí seguimos y son casi las 13……
Al fin llegaron a las 13.15h, vinieron con dos coches porque se les había estropeado el suyo y Gemma y yo tuvimos que ir cada una en uno. Eran cuatro por cuatro porque el camino que lleva al embarcadero no es precisamente bueno… Son tres horas de camino y una de barco a motor para llegar a la isla. En transporte público nos han dicho que lleva 12 horas en total con unos baches infernales…. El precio también es muy diferente, claro: 4800 mz/persona el privado (yendo 5 en el coche), en realidad el coche entero se alquila por 400$. El transporte público vale 400 Mz hasta el barco, que no sé ahora qué cuesta, pero obviamente, mucho más barato. El problema principal es la coordinación de chapa y bote porque ya nos han contado dos que han tenido que esperar varias horas hasta la llegada del chapa-bote o al final tener que alquilar uno privado. Para la vuelta aún estamos pensando como hacerla…. Chris nos ofrece transporte público hasta Ilha de Mozambique por 15000 Mz las dos (unos 200 euros). Es muy caro, pero nos lo planteamos porque si no cogemos este transporte, tenemos que coger bote y chapa hasta Pemba, dormir allí y coger otra chapa hasta Ilha de Mozambique, en total perdemos dos días y tenemos que pagar de nuevo hotel en Pemba que no tiene mucho que ver….


Tras la ducha pertinente para quitar el agua salada de la ducha “impertinente” sufrida en el barco, nos vamos a dar una vuelta para captar por primera vez el ambiente isleño. Nos damos un paseo por la calle principal, con edificios coloniales, unos arreglados, otros medio derruidos… el ambiente es agradable, la temperatura idónea y la gente te saluda amablemente. Volvemos a cenar sobre las siete, la comida que Chris, el dueño y chef, ha decidido prepararnos: un carpacho de pescado y unas gambas con verduritas; para Gemma pescado. La cena nos sabe absolutamente deliciosa, la comida viene acompañada de unas salsas de coco y de tomate que están para chuparse los dedos, un auténtico placer. Todo acompañado con un vino blanco sudafricano que tiene muy buen paladar. La recomendación de Luis, el gallego, parece que merece la pena… 

miércoles, 9 de agosto de 2017

27 de Julio de 2017. IBO ISLAND

Hoy nos levantamos con calma porque no tenemos actividades programadas, más allá de visitar la isla. Desayunamos creppes, zumo, cereales con yogurt y una fantástica tortilla de verdura y queso. Nos vamos pronto a pasear y rápidamente recorremos lo que es el centro de la población. En la playa, con la marea baja, se ven escenas sorprendentes.... 









Desde el primer momento se nos unen dos niños y una niña: Fina, Nolo y Rajú. Rajú, de no más de tres años, es el que lleva la voz cantante, habla sin parar y nos quiere llevar a que le compremos un pastel, pero se conforman con un no y siguen a nuestro lado durante toda la visita, primero de la mano de Delia, luego de la de Gemma… hasta que un chico se acerca a ellos y amablemente y en su idioma, les dice que nos deje tranquilas…. Es impactante el respeto que tiene los niños a la gente mayor… responden sin rechistar y se dan la vuelta con cara compungida para dejarnos tranquilas.

 










Dando vueltas entre las casas de la población local nos perdemos un poco y preguntamos a una chica, la cual amablemente nos acompaña hasta la fortaleza; realmente son muy encantadores, no nos pide nada a cambio y nos despide con una amplia sonrisa.


En la fortaleza te dan la bienvenida un grupo de artesanos del metal y la plata. Tienen piezas bonitas y compramos alguna cosilla para regalar. Hay que pagar 50 Mz para entrar y dentro hay un museo marítimo y otras tiendas. La fortaleza fue restaurada con ayuda extranjera, pero se ve un tanto abandonada, con plantas y malas hierbas creciendo por todas partes. La altura te ofrece una discreta vista de la actividad local.

Niñas sacando agua del pozo

Esta mañana hemos encargado comida en un restaurante local por medio de Chris por 400 Mz. Como es difícil de encontrar, viene un chico a buscarnos al hotel y nos acompaña. Allí probamos por fin la MATAPA, esa crema hecha de la hoja de la mandioca, cacahuetes y coco. La sirven con arroz hervido en agua de coco y la mezcla está muy buena. Además, yo tomo calamares y Gemma pescado que están muy aceptables.
A la vuelta nos juntamos con unos niños que juegan al futbol y Gemma se anima a jugar con ellos, es muy divertido ver como entre ellos regatean y se pelean por la pelota y a Gemma se la tiran para que le de tranquilamente.






Por la tarde paseamos, descansamos, trabajamos en la continuación del viaje y contactamos con varios viajeros con los que intercambiamos interesante información. Curiosa una pareja tejano-afgana que viajan 6 meses al año y que nos cuentan sus múltiples viajes y las dificultades que tienen para conseguir visado por la nacionalidad Afgana de la chica… 
Atentos a la bici que encontramos en el camino.... la rueda delantera merece un premio al reciclaje!!!



 Tras ver un precioso anochecer en el ala oeste de la isla y una deliciosa cena en el Cinco Portas, nos ponemos manos a la obra a organizar los próximos días de viaje… dura tarea esta del viajero!!!